Rees

15.06.2021

La ciudad más antigua de la región se encuentra a orillas del Rin a pocos kilómetros de la frontera con Holanda. La pequeña ciudad fue elevada al rango de ciudad en 1228, siendo esta la primera de toda la región. Debido a su larga historia la ciudad a sido testigo de la historia del Bajo Rin habiendo pasado por ella holandeses, españoles y franceses. Testigos de ello son sus murallas, las cuales todavía sobreviven a orillas del Rin rodeando gran parte del centro de la población. En ellas destacan sus torres, especialmente la Mühlenturm construida en 1470.

Dentro del recinto amurallado se encuentran la mayoría de monumentos de Rees.

En el corazón del casco antiguo se haya la plaza del mercado donde se encuentran el ayuntamiento y la biblioteca municipal ubicada en un bello y colorido edificio construido entre 1860 y 1870 en estilo clasicista.

Junto a la plaza se encuentra la St. Mariä Himmelfahrt Kirche, la principal iglesia católica de la ciudad de estílo neo-clásico.

Muy cerca se encuentra la otra iglesia del casco antiguo, la primera iglesia protestante que se construyó en Rees.

A lo largo y ancho de todo el casco antiguo encontramos varias esculturas que representan antiguas escenas de la vida cotidiana de la ciudad.

Finalmente, cabe destacar el paseo a orillas del Rin a los pies de las viejas murallas desde el cual se puede coger un ferry hasta la vecina ciudad de Emmerich am Rhein.

En los alrededores de la ciudad predomina el paisaje típico del Bajo Rin en el que podemos pasear o disfrutar de rutas en bicicleta y pasar el día en la naturaleza a orillas del río más famoso del oeste alemán.