Ringenberg

09.03.2020

El pequeño pueblo de Ringenberg es hoy un distrito dentro del área municipal de Hamminkeln siendo un lugar de gran importancia histórica en la zona tal y como demuestran sus monumentos.

El principal monumento del pueblo es el Schloss Ringenberg un antiguo castillo del siglo XIII el cual jugó un papel importante como castillo fronterizo entre los territorios de la Arquidiócesis de Colonia, el Principado eclesiástico de Münster y el Condado de Kleve, tres importantes territorios rivales entre sí. Junto al castillo hay un pequeño recinto con alpacas, a las que siguiendo las normas indicadas en los carteles de la zona, se les puede observar en un paseo por las zonas verdes que rodean al castillo.

El resto de monumentos los encontramos en la calle principal del pueblo. Si entramos desde Hamminkeln el primer monumento en encontrarnos es la Katholische Christus-König-Kirche una iglesia fuera de lo común en la zona ya que no es un edificio histórico sino un edificio relativamente joven construido en la década de 1930. Lo más curioso del templo es su torre tan ancha como la nave principal y que además no contiente campanas ya que éstas se encuentran colgadas entre pilares frente a la iglesia.

A unos pasos de la iglesia católica se encuentra la Brennerei Bovenkerck una antigua destilería cuya fecha de construcción se desconoce, pero que ya funcionaba a mitad del siglo XVIII. Antaño Ringenberg contaba con otras siete destilerías pero solo ésta a llegado hasta nuestros días.

Tras un puñado de acogedoras casas antiguas nos encontramos con el último monumento del pueblo, la pequeña iglesia evangélica de estilo barroco holandés del siglo XVIII construida según los planos del arquitecto holandés Vierevandt de Arnhem y consagrada en 1754.