Borken

18.08.2020

La capital de Westmünsterland (Kreis Borken) es conocida como la ciudad de las torres debido a que todavía conserva gran parte de las torres que formaban parte de la muralla que rodeaba la ciudad. Las cinco torres de ladrillo rodean el acogedor casco antiguo el cual fue reconstruido siguiendo un estilo entre lo tradicional y la modernidad.

En el corazón del casco antiguo se encuentra la plaza del mercado en la que se encuentran el ayuntamiento antiguo y la antigua iglesia del espíritu santo la cual es única en Westfalia ya que es el único edificio en la región que sigue el estilo conocido como gótico báltico. Actualmente la iglesia y el viajo ayuntamiento forman un centro cultural llamado "Forum Old Town Hall Borken" o FARB para abreviar.

A pocos metros de la plaza del mercado se encuentra la St. Remigius Kirche de estílo gótico la cual fue parte de un convento canónico hasta 1912 cuando se convirtió en la principal iglesia católica de Borken tras la muerte del último decano. La iglesia alberga un bello interior con un mobiliario bien conservado destacando la pila bautismal. El campanario domina el paisaje urbano conservando el estílo románico de un templo anterior.

Al otro extremo del casco antiguo se encuentra la pequeña Johanneskirche construida en estilo barroco en el año 1700 en la que se encuentra uno de los altares barrocos más destacados de Münsterland. A unos pasos de la iglesia barroca se encuentra el Kornmarkt en el que se encuentran un bello edificio del siglo XVI y la fuente coronada por una pequeña figura de Hendrik de Wynen un antiguo caballero que lideró las tropas de Borken en 1323 en el conocido como Cyriakustag en una batalla cerca de Coesfeld en la que se enfrentaron las tropas del Principado eclesiástico de Münster y las tropas del vecino Ducado de Güeldres.