Hanselaer

19.08.2019

Esta encantadora aldea se encuentra en el área municipal de Kalkar, entre ésta y el Rin. Al contrario que muchas otras aldeas del Bajo Rin la aldea a sobrevivido al paso del tiempo sin haber sufrido grandes cambios desde el siglo XIX haciendo que el visitante pueda disfrutar de un paisaje casi idéntico al que retrató Jan de Beijer en 1746.

La aldea cuenta con muchos ejemplos de arquitectura tradicional,especialmente en el centro de la aldea donde encontramos varias viviendas del estilo conocido como T-Hauser, debido a su forma de T, cuyo mejor ejemplo es la llamada Hollandshof la cual se encuentra en la plaza de aldea.

Junto a la plaza se encuentra un viejo cobertizo y la pequeña iglesia rodeada por el cementerio como es habitual en la zona. 

La pequeña St. Antonius Kirche se alza sobre los árboles y tejados desde el siglo XIII y cuenta con pinturas y esculturas talladas en madera con siglos de antigüedad destacando el altar de madera, uno de los más bellos de la zona y con un valor histórico y cultural incalculable.

La aldea se encuentra rodeada por el paisaje típico del Bajo Rin en el que los prados y terrenos agrícolas coronados por molinos de viento dominan el horizonte a orillas del grandioso río Rin.