Bevergern

09.07.2020

 St. Mariä Heimsuchung Kirche

La iglesia actual de estilo gótico tardío fue construida en 1483 en el lugar donde se encontraba la anterior capilla cuya primera mención data del siglo XIV. El actual edificio fue agrandado entre 1759 y 1767 y más tarde en 1937 se añadió la actual nave sur. en el siglo XVII la se agregaron nuevos pisos a la torre construidos con piedras de las ruinas del viejo castillo de Bevergern y más tarde en 1767 fue añadido el actual casco en forma de cúpula bulbosa.

El interior del templo todavía se mantiene intacto contando con un bello mobiliario en el que destacan el bello altar mayor de 1655 con el escudo de armas del Príncipe - Obispo de Münster Christoph Bernhard von Galen, una figura tallada en madera de Nuestra Señora del siglo XIV, la figura doble de Nuestra Señora del siglo XVI la cual cuelga en medio de la nave central o el púlpito del siglo XVIII con las figuras de los cinco evangelistas, la virgen y los padres de la iglesia tallados en madera cubriendo el púlpito, entre otros.

Levedags Mühle

El molino fue construido en lo que antaño fue una torre defensiva de la muralla de Bevergern. La parte superior del molino fue construida con arenisca extraída de los restos del viejo castillo de la aldea. Actualmente el molino es una propiedad privada de uso residencial que se encuentra a un lado del idílico paseo el cual hace el mismo recorrido que hacía la muralla al norte de la aldea junto al arroyo que fluye en paralelo al paseo.

Heimathaus

La sede de la Heimatverein Bevergern se encuentra en centro del casco antiguo y consta de un conjunto de tres antiguos edificios "Fachwerk", o fachada de entramado de madera, de los cuales el más antiguo data del siglo XVIII. El conjunto fue donado en 1964 como un regalo del Pr. Dr. Anton Hilckman, profesor de estudios culturales en la Universidad de Mainz, a su pueblo natal.

Klosterhof

Este antiguo edificio con entramado de madera preside la vieja plaza del mercado desde 1669 cuando fue erigido sobre una casa anterior, que fue destruida en un incendio en 1658,  como lugar de refugio para las monjas del monasterio cisterciense de Gravenhorst debido a los efectos de la Guerra de los Treinta Años.

El edificio fue utilizado como posada y hotel en los siglos XIX y XX. A finales del siglo XIX, el propietario de la casa falsificó un folleto con un conocido de la vecina ciudad de Rheine. La portada era de plata y marfil con el número 1522 y el nombre de Martín Lutero. Después de una disputa en la sede real de Münster, la falsificación solo se reveló a través del comentario irreflexivo de un aprendiz de grabador que había trabajado en ella. El propietario, el grabador y el conocido de Rheine fueron castigados con largas penas de prisión por la falsificación. En 1952 el poeta de Josef Winkler recopiló esta historia en sus obras.