Dingden

12.07.2017

Esta pequeña aldea se encuentra en la frontera entre el Bajo Rin y Münsterland dándole así una mezcla cultural que la hace ser una aldea con un encanto especial.

La pequeña población cuenta con siglos de historia siendo una de las más antiguas de la región. El mejor ejemplo de la larga historia de la aldea es la torre románica de la St. Pankratius Kirche, siendo el punto más alto de la población y un símbolo de ésta.

Cerca de la iglesia se encuentra la Heimathaus Dingden una histórica casa reconstruida como museo  de la aldea en el que se puede descubrir la historia de la zona además del modo de vida de antaño. En el centro de la aldea todavía se conservan bellos ejemplos de la arquitectura tradicional de la zona.

Dingden se encuentra rodeado de una inmensa llanura a excepción del territorio que lo separa del municipo de Bocholt el cual se compone de pequeñas áreas boscosas, altas colinas y un sinfín de comunidades agrícolas. Desde los caminos de las colinas se puede observar la llanura del Bajo Rin compuesta por lagos, molinos y granjas, llanura la cual desde allí arriba parece no tener final.

Junto a la aldea, se encuentra el Dingdener Heide, un espacio protegido donde poder pasear y observar la gran cantidad de aves y especies vegetales que en él residen. El Dingdener Heide se encuentra a las puertas del Parque Natural Hohe Mark, un área protegida gracias a su extensión de lagos y praderas en las que cada año se puede disfrutar del aire puro del campo y un lugar en el que cada año cientos de aves hacen parada en sus migraciones al sur del continente.