Tecklenburger Land

Unas increíbles vistas desde lo mas alto.

Donde la llanura se levanta.

Cuando atravesamos la llanura hacia el norte y llegamos al otro lado del Ems la llanura se eleva dando paso a verdes colinas y pequeñas montañas desde las que poder admirar la llanura de Münsterland en un rincón donde el tiempo parece detenerse.

El occidente del Bosque Teutónico

Rodeado de naturaleza, leyendas e historia el viejo y extenso bosque encuentra su final en estas tierras ofreciendo un inmenso espacio donde disfrutar de la naturaleza en estado puro. Desde hace siglos los habitantes de estas tierras han tejido ricas y viejas leyendas en las que brujas, caballeros y seres mitológicos rondan este inmenso mar verde en el la naturaleza envuelve a todo aquel que en el se adentra.

La rica herencia de un viejo condado.

Siglos de historia dan forma y vida a cada pueblo y aldea de las colinas destacando la intensa época de los Señores de Tecklenburg quienes resistieron en su viejo castillo la presión de los estados vecinos y dando origen a una tierra en la que la arquitectura tradicional de piedra y madera y la poderosa naturaleza de las colinas y bosques resisten al feroz e imparable paso del tiempo.

El balcón de Münsterland.

Rodeados por llanuras los pueblos y colinas de la zona ofrecen unas vistas increíbles. Ya sea desde las ruinas de un viejo castillo o desde lo alto de una montaña se puede contemplar la inmensidad de la llanura de Münsterland la cual forma un hermoso lienzo verde dominado por molinos y un extenso mar de prados y bosques.

Casco antiguo de Tecklenburg.
Casco antiguo de Tecklenburg.